• Inicio
  • Postre
  • Compota de invierno, receta sencilla y deliciosa

Compota de invierno, receta sencilla y deliciosa

0 0
Compota de invierno, receta sencilla y deliciosa

Compártelo en tu red social:

O simplemente puede copiar y compartir este enlace

Ingredientes

2 Manzanas Golden
3 Peras
50 Gr. Orejones
100 Gr. Ciruelas pasas Sin hueso
100 Gr. Higos secos
1 Vaina de vainilla O Esencia
1 Canela en rama
Ralladura de 1 limón
Ralladura de 1 naranja
1 vaso Agua
50 Gr. Azúcar moreno

Añadir a Recetas favoritas

You need to login or register to bookmark/favorite this content.

Perfecta para comer sola o para otras preparaciones

  • 45 min
  • Raciones: 4
  • Fácil

Ingredientes

Instrucciones

Hoy vengo con esta compota de invierno, receta sencilla y deliciosa.  La  he preparado con unas frutas secas que aún rondaban por casa desde Navidad.

Soy muy amiga de la compota de frutas. Normalmente la preparo de manzana y sin nada de azúcar. Pero me gusta con cualquier fruta de temporada que tenga en el frutero.

En esta ocasión he aprovechado unas ciruelas pasas, higos  y orejones que aún quedaban por la despensa. ¡La cantidad de sobras dulces que se acumulan!

La receta de hoy la he preparado para regalarsela  a mi madre. Le encantan las compotas y las prepara todas las semanas.  Ya que estamos en San Valentín, y cocinar es amor …  Me ha parecido que es una bonita manera de decirle “Te quiero”. ¿No os parece?

Al contrario que muchas de las recetas que he visto por ahí, esta prácticamente no lleva azúcar añadido. Sólo la que tienen las frutas deshidratadas, que ya es más que suficiente.

Las Frutas deshidratadas de nuestra compota de invierno.

Antes de meternos de lleno en la receta, ¿Qué os parece si hablamos un poco de estas frutas deshidratas?

– ¿Qué son?

Las frutas deshidratadas son frutas frescas  a las que se les aplica un proceso de deshidratación. Es decir, se les extrae gran parte de su agua aunque siguen conservando todas sus propiedades.  Normalmente estas frutas se secan a la manera tradicional. Al sol o mediante máquinas de secado específicas.

Para esta receta he utilizado ciruelas pasas, orejones de melocotón e higos secos.

– Beneficios de las frutas deshidratadas

Estas frutas son ricas en fibra y potasio y tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Son ricas en ácido fólico por lo que son fundamentales durante el embarazo.

Fortalecen y protegen los huesos. Tienen calcio, magnesio, boro y vitamina K.

¿Hace falta alguna excusa más para preparar esta rica y deliciosa compota de invierno?

La idea de la receta de hoy es para comerla tal cuál. Fría o templada. Pero también se puede acompañar de un poco de helado, yogur… De relleno de una tarta o incluso de acompañamiento de un plato de caza, por ejemplo.

Como véis esta preparación tiene un montón de posibilidades. Así que… Nos vamos a la cocina y ¿Nos ponemos manos a la obra?

 

 

Fotografía de Gourmet Bilbao.

(Visited 70 times, 1 visits today)

Pasos

1
Hecho

Comenzamos

En una cazuela amplia ponemos el agua y el azúcar moreno.
Añadimos la rama de canela partida en dos.
Abrimos la vaina de vainilla y sacamos las semillas. Ponemos ambas en la cazuela.
Ponemos a fuego medio y dejamos que empiece a hervir suavemente.
Bajamos la temperatura para que haga un suave chup chup.
Añadimos la ralladura de los cítricos.

2
Hecho

Preparamos la fruta

Introducimos las frutas secas.
Primero los higos y los orejones. Son más duros y necesitarán un poco más de tiempo.
Quitamos el hueso a las ciruelas pasas y reservamos
Mientras, pelamos las manzanas y las peras. Quitamos el corazón y las cortamos en cuartos.
Podemos utilizar el zumo del limón para que las frutas no se oxiden.
Añadimos primero las manzanas y pasados unos minutos las peras y las ciruelas.
Hemos de quitarlo del fuego antes de que la fruta fresca se ablande demasiado.
En mi caso no más de 30 minutos a fuego muy suave.

3
Hecho

A disfrutar

Ya sólo queda disfrutar.
Se puede comer templado o frío.
Perfecto para acompañar con yogur o helado.
Sin líquido puede ser el relleno perfecto para una tarta.
Marida estupendamente con carne, como guarnición.
Y si lo quieres regalar, como en mi caso, se puede preparar bonito en un bote de cristal. ¡Es un detalle precioso!

Eva Anía Blesa

Me gusta cocinar, me encanta el olor de los pimientos rojos asándose en el horno, disfruto regalando momentos a través de un plato.

Opiniones de la Receta

Todavía no hay comentarios para esta receta, utilice el siguiente formulario para escribir su opinión.
Plato de presentación de pimientos del piquillo rellenos de bacalao
anterior
Pimientos del piquillo rellenos de bacalao
siguiente
Pizza de masa casera fácil con alcachofas y boletus

Escriba su Comentario