Magdalenas tradicionales con frutas escarchadas
Olores que despiertan recuerdos

0 0
Magdalenas tradicionales con frutas escarchadas

Compártelo en tu red social:

O simplemente puede copiar y compartir este enlace

Ingredientes

250 Gr Harina
250 Gr Azúcar
75 Ml Aceite Girasol
125 Ml Leche Yo uso semidesnatada que es la que se usa en casa
1 Sobre Levadura Tipo Royal
3 Huevo
1 Ralladura Limón
Frutas escarchadas Al gusto

Añadir a Recetas favoritas

You need to login or register to bookmark/favorite this content.

Una magdalena y un café, ¿Te apuntas?

  • 30 min
  • Raciones: 4
  • Fácil

Ingredientes

Instrucciones

Seguramente  que muchas veces hemos relacionado recuerdos con un olor  o un sabor determinado.  Siempre que tuesto pan, me viene el recuerdo a cuando era pequeña, a las vacaciones, con ese olor del pan tostándose en la carmela y el ruido de  la vajilla chocando entre sí cuando mi madre preparaba la mesa. ¡Me encantaba despertar así! 🙂    Otro olor del que no me canso es el que desprende un bizcocho o unas magdalenas haciéndose en el horno… Hoy me apetece recordar olores así que me he puesto manos a la obra. Hoy preparamos Magdalenas tradicionales con frutas escarchadas

A lo largo de mi vida he probado magdalenas de mil tipos. Dulces y saladas. Si tengo que decantarme por alguna de las dos, mis favoritas siempre han sido, son y serán las dulces.

Aunque  igual parezca lo contrario, ya que tengo algunas  recetas dulces en la web (Aquí ) me decanto más por la cocina salada que por hacer dulces. Si es verdad que, de vez en cuando, el cuerpo te pide azúcar y entonces me pongo a hornear encantada de la vida. Una de las recetas que hago más a menudo son las magdalenas, son rápidas, fáciles y de una atacada tengo para varios días,  aunque he de reconocer que habitualmente cambio los rellenos ¡Así no te cansas nunca!

¿De qué puedes rellenar una magdalena? Absolutamente  de TODO.  Yo empecé haciendo las tradicionales, una vez que ves que te salen ricas y bonitas te animas y empiezas a crear según tus propios gustos. Yo las hago un poco dependiendo de lo que tengo en la despensa o en la nevera. De limón, naranja, nueces, moras,  pepitas de chocolate, canela, coco,  arándanos, …. todo lo que te marque tu imaginación. Ahora estoy pensando en unas con especias, haré unas pruebas y si salen ricas ya os diré.

Mi receta de magdalenas es la tradicional, la que he visto siempre hacer a mi madre, es su receta. Y ya sólo por eso es mi receta favorita. 🙂 Si os parece empezamos ya, ¡A encender el horno!

Fotografía de Ápice Photography para Gourmet Bilbao

(Visited 65 times, 1 visits today)

Pasos

1
Hecho

Preparamos los ingredientes

Como siempre vamos a empezar preparando los ingredientes.
Pesamos la harina y el azúcar y tamizamos.
Medimos la leche y el aceite y los reservamos.
Sacamos los huevos de la nevera.
Rallamos la cáscara de un limón evitando tocar las partes blancas.
Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo

2
Hecho

Mezclamos ingredientes

En un bol amplio incorporamos los ingredientes secos. Esto es la harina, el azúcar y la levadura. Y mezclamos. Añadimos la leche, el aceite de girasol e incorporamos bien todos los ingredientes.
Añadimos uno a uno los huevos y mezclamos. Por último añadimos la ralladura de limón y las frutas escarchadas mezclando una vez más.

3
Hecho

Rellenamos las cápsulas de las magdalenas

El molde que vamos a utilizar es el típico para magdalenas. Una bandeja rígida con hendiduras donde poner las cápsulas de papel. De esta manera la magdalena no se nos va a desparramar y quedará perfecta.
Una vez que tengamos las cápsulas en la bandeja vertemos la masa en cada una de ellas. Hemos de llenarlas no más de una tercera parte del molde ya que por efecto de la levadura la masa va a subir.
Antes de meterlas al horno podemos añadir un poco de azúcar en cada una de ellas para que haga una pequeña costra en el horno.

4
Hecho

Casi listas

Introducimos en el horno sobre 20 minutos, aunque como siempre digo cada horno es un mundo y hay que estar pendiente. Estarán en su punto cuando metamos una punta y esta salga limpia.
Sacar del horno y dejar enfriar en una rejilla.
Para que se conserven más tiempo meter en una caja metálica con cierre hermético.
¡A disfrutarlas!

Eva Anía Blesa

Me gusta cocinar, me encanta el olor de los pimientos rojos asándose en el horno, disfruto regalando momentos a través de un plato.

Opiniones de la Receta

Todavía no hay comentarios para esta receta, utilice el siguiente formulario para escribir su opinión.
Lazos de hojaldre con miel de naranja
anterior
Lazos de hojaldre con miel de naranja
Pimientos rojos asados en casa 1
siguiente
Pimientos rojos asados en casa

Escriba su Comentario