Pizza con pesto de nueces, tomates y quesos
Y de colofón un chorrito de aceite de albahaca casero

0 0
Pizza con pesto de nueces, tomates y quesos

Compártelo en tu red social:

O simplemente puede copiar y compartir este enlace

Ingredientes

1 Masa de pizza refrigerada De calidad
2/3 cucharadas Salsa de pesto con nueces
1 Chorrito Aceite Albahaca Casero
1 Tomate de ensalada En medias lunes
Queso de cabra En rodajitas
3/4 Pellizquitos Queso Azul
Queso Parmesano Lascas y rallado
4 Aceitunas negras
Hojas de Albahaca fresca
Nueces
AOVE

Añadir a Recetas favoritas

You need to login or register to bookmark/favorite this content.

Da un toque diferente a tu pizza, con el pesto de nueces y el aceite de albahaca casero

  • 40 min
  • Raciones: 2
  • Fácil

Ingredientes

Instrucciones

Hoy cocinamos una pizza con pesto de nueces, tomates y quesos. Si me seguís por mi Instagram no os sonará de nuevo que me encanta la pizza, sobre todo la que hago en casa con los ingredientes que más me gustan. Reconozco que aún no me he lanzado a preparar yo misma la masa, no termino de atreverme, aunque todo llegará. (Es uno de mis propósitos de este año) 🙂 Lo que si he hecho ha sido meter las manos en la masa, literalmente, cuando tuve la oportunidad de ver como trabajaban en una pizerria de Bilbao ( Aquí podéis verme en plena acción)

¡Pues vaya receta si no has preparado tú la masa!-  diréis. Algo de razón tenéis así que  para compensar he hecho una salsa de pesto casera que me encanta. No es la tradicional salsa de pesto, ya que no utilizo piñones, en su lugar uso nueces, y he de deciros que queda riquísima. Hay que ir probando, ya que dependiendo de la intensidad de sabor de las nueces se añaden más o menos. a mi en particular me gusta que tengan ese gusto intenso casi amargo. Las que uso son las del pueblo, cántabras, y estas en concreto tienen mucho sabor, Así que aquí más que cantidades determinadas hay que ir probando y ajustando hasta llegar a vuestro punto justo.

En esta receta también he utilizado aceite de albahaca casero. Tenía una botellita que preparé allá por el verano y que  milagrosamente se había quedado escondida en una esquina de la despensa. Hacer aceites aromatizados es muy sencillo. En una botellita metes, en este caso, las hojas de albahaca, sin tallos, limpias y secas y lo llenas de AOVE. Has de tener la precaución de que todas las hojas queden bien cubiertas por el aceite y que la botella quede llena de liquido hasta la arriba. Bien cerrada se guarda en un armario seco y oscuro durante un par de meses y … voilá! Pasado ese tiempo tienes un delicioso aceite aromatizado que aportará sabor a un montón de platos. Perfecto para aliñar una ensalada, pasta, pizza como en el caso de hoy, una salsa de tomate…. y que se conserva de maravilla durante muchos meses.

¿Qué os parece si empezamos a preparar esta pizza con pesto de nueces, tomates y quesos ? ¡¡Se acerca la hora de comer!!

Fotografía de Gourmet Bilbao

 

 

(Visited 72 times, 1 visits today)

Pasos

1
Hecho

Preparamos los ingredientes

Lavamos y secamos el tomate. Lo cortamos en rodajas finas y cada rodaja por la mitad. Reservamos.
Lavamos y secamos las hojas de albahaca. Reservamos.
Cortamos los quesos. El de cabra en finas rodajas, el azul en pequeños pellizquitos y el parmesano en lascas ( se sacan muy bien con el pelador). Reservamos.
Precalentamos el horno a 220º. Cuando vayamos a cocinar la pizza lo bajaremos a 200º.

2
Hecho

Preparamos la salsa de pesto

En el vaso de la batidora ponemos las hojas de albahaca, limpias y secas, el queso parmesano rallado o en trocitos, nueces peladas partidas en cuartos y un buen chorro de AOVE. Batimos y vamos rectificando sabores al gusto. Si queda muy espesa se aligera con más aceite.
Se conserva durante un par de semanas en la nevera en un bote de cristal bien cerrado.

3
Hecho

Rellenamos la pizza

Ponemos la base de pizza, extendida, en una bandeja de horno con papel sulfurizado. En el centro de la masa ponemos 2 o 3 cucharadas soperas de la salsa de pesto y con la parte trasera de la cuchara extendemos por toda la base.
Repartimos las rodajas de tomate, el queso de cabra, el azul y las aceitunas negras a nuestro gusto, en mayor o menor medida según nos apetezca.
Introducimos la bandeja en el horno, a media altura, con calor arriba y abajo. Bajamos la temperatura a 200º. Sobre unos 15/20 minutos o cuando veamos que la base ya está tostadita. El tiempo, como siempre, dependerá de cada horno. Así que hay que estar un poco pendientes.

4
Hecho

Últimos retoques y a comer!

Una vez fuera del horno, añadimos las lascas de parmesano, las hojas de albahaca y un chorrito de aceite de albahaca por encima y ya está lista para comer! ¿Quién pone las cervezas?
Esta es mi receta de Pizza con pesto de nueces, tomates y queso. ¿Cuál es vuestra pizza favorita? Me encantará que me lo contéis por aqui y por mis redes sociales.
¡Feliz día!

Eva Anía Blesa

Me gusta cocinar, me encanta el olor de los pimientos rojos asándose en el horno, disfruto regalando momentos a través de un plato.

Opiniones de la Receta

Todavía no hay comentarios para esta receta, utilice el siguiente formulario para escribir su opinión.
Patatas gajo al curry con salchichas de carnicería 1
anterior
Patatas gajo al curry con salchichas de carnicería
Salmorejo Cordobés a mi manera 1
siguiente
Salmorejo cordobés a mi manera

Escriba su Comentario