Tosta de pollo con salsa de mostaza ligera
Cocina de aprovechamiento

0 0
Tosta de pollo con salsa de mostaza ligera

Compártelo en tu red social:

O simplemente puede copiar y compartir este enlace

Ingredientes

Restos pollo asado
Lechugas surtidas Queda muy bien con la iceberg por el crunch que le da
1 Manzana Granny Smith
4 Rebanadas Pan de pueblo
1 Yogur Natural
Aceite de Oliva Un chorrito
2 Cucharadas Mostaza
1 Pellizco Sal
Pimienta negra Al gusto
Unas gotitas Limón
Eneldo Al gusto

Añadir a Recetas favoritas

You need to login or register to bookmark/favorite this content.

Dame unas sobras de pollo asado y una copa de vino y me harás feliz.

  • 20 min
  • Raciones: 2
  • Fácil

Ingredientes

Instrucciones

Como el verano es para disfrutarlo, hoy os traigo la receta más fácil del mundo para no pasar tiempo de más en la cocina. Se trata de una tosta de pollo con salsa de mostaza ligera.

No hay que encender el horno y además la hacemos con las sobras del pollo asado.

Os pongo en situación: Fin de semana, comida familiar. Somos muchos y hace un día de  calor húmedo y pegajoso en el Botxo,   así que ,y para evitar pasar mucho tiempo cocinando, aprovechamos el obrador  de pollos asados que han abierto hace pocos meses  al lado de casa de mis padres. (Dentro de poco les van a hacer clientes VIP´s ya que les saca de más de un aprieto.)  El caso es que con unos pollos asados, unas ensaladas de tomate rico y unos pimientitos de Gernika fritos dan de comer a un regimiento. Y como siempre pasa y no calculamos el hambre de los comensales sobra pollo 🙂 🙂 ( Sobras de pollo, ¡palabras mágicas!)

Y como una madre te conoce bien y sabe que te chifla el pollo de un día para otro, te dice: Hija, llévate,  que ha sobrado mucho y así te haces una de esas ensaladas que dices que son tan ricas y que te gustan tanto.( O leyendo entre  lineas, que yo también conozco a mi madre,… a ver si nos traes algún día un tupper y la catamos). Y como a una madre NUNCA hay que decirle que no pues me traigo a casa medio pollo asado. 🙂

Al día siguiente amanece con sol (¡Dos días seguidos con sol en Euskadi!, ¿Será que me he tele transportado al sur y no me he enterado?) y como nunca se sabe lo que va a durar surge el plan de ir de picnic  (Pollo asado, sol y picnic…¿Se puede pedir más?). Como imaginareis la comida va en torno a esas sobras que celosamente guardo en la nevera. y como no soy tan predecible como algunos imaginan preparo estas tostas de pollo con salsa de mostaza ligera.  La ensalada tendrá que esperar. La idea es llevar el relleno por un lado y el pan por el otro y montarlo justo cuando se vaya a comer, así evitamos que el pan se reblandezca por la salsa. Me pongo al lío que todavía se nubla… 😉

Moraleja: Ponga un pollo asado en su vida y si es verano y se lo hacen… mejor que mejor…

Fotografía de Ápice Photography para Gourmet Bilbao

(Visited 31 times, 1 visits today)

Pasos

1
Hecho

Comenzamos desmigando el pollo y quitando algún huesito que pudiera tener. Lavamos la manzana muy bien ya que vamos a utilizarla con su piel. Le quitamos el corazón y la cortamos en trozos similares al pollo. Lo mezclamos con el pollo y le ponemos unas gotitas de limón.
Cortamos las lechugas en juliana del mismo tamaño que el resto de los ingredientes. La salamos y la añadimos al recipiente. Reservamos.

2
Hecho

Preparamos la salsa de mostaza. En un cuenco ponemos el yogur natural sin azúcar, también podemos utilizar yogur griego, un chorrito de aceite de oliva virgen, dos cucharadas de mostaza, la que más os guste, una pizca de sal, un poquito de pimienta recién molida y un poco de eneldo picadito, mejor fresco. Mezclamos muy bien para que se integren todos los ingredientes. Probamos y rectificamos al gusto. Reservamos.

3
Hecho

Tostamos el pan por ambos lados. Reservamos.
En el recipiente donde está el pollo, la manzana y las lechugas ponemos un poco de salsa y removemos. Lo ideal es que la salsa ayude a unir los ingredientes.
La idea es montar el plato en el momento justo de comer.
Sobre la tosta de pan ponemos, generosamente, el relleno y listo.

4
Hecho

Sugerencias:
-Si lo vais a comer en la playa o en el campo puede ser más cómodo prepararlo en sandwich, o con pan de barra a modo de bocadillo tradicional.
-Si vais a estar todo el día fuera sería interesante mantener la salsa en una neverita. Y si es muy complicado, llevar el bocadillo ya montado desde casa y mantenerlo lo más resguardado posible del sol y el calor.
¡¡Que lo disfruteis!!

Eva Anía Blesa

Me gusta cocinar, me encanta el olor de los pimientos rojos asándose en el horno, disfruto regalando momentos a través de un plato.

Opiniones de la Receta

Todavía no hay comentarios para esta receta, utilice el siguiente formulario para escribir su opinión.
Fajitas mexicanas 1
anterior
Fajitas mexicanas para viajar con la imaginación

Escriba su Comentario